Estudio del Observatorio Digital de la Música Chilena revela el uso y alcances de la tecnología en la industria musical

«Música y Tecnología» es el nombre del tercer capítulo del estudio anual sobre el estado actual de la industria musical de nuestro país, del Observatorio Digital de la Música Chilena. El estudio, dado a conocer hoy, analiza los usos y alcances de la tecnología en el sector de la industria musical, desglosa el ecosistema de innovaciones tecnológicas en la industria, los perfiles de empresas digitales ligadas al sector y sus financiamientos, brechas y desafíos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
La música en el escenario digital alcanza puntos álgidos en medio de la pandemia, donde en el año 2020, sólo el streaming llega a representar un 62% del mercado de música grabada.

 

– Un 50% de los emprendimientos del sector MusicTech -sector económico de empresas dedicadas a proveer soluciones tecnológicas a la industria musical- no generaron ingresos durante el 2019; y el 80% de la inversión es del patrimonio personal de cada empresa, observándose bajos índices de inversión público y privada.

 

– Dentro de la muestra que contempla a 70 empresas de la región de Latinoamérica, Chile figura como el país más llamativo para exportar, sin embargo está lejos de liderar la lista de naciones que la reciben. Las posibles razones y una serie de propuestas resolutivas es lo que aporta el ODMC con este nuevo capítulo.

 

El Observatorio Digital de la Música Chilena (ODMC) sigue presentando su inédito estudio anual sobre el estado actual de la industria de la música en nuestro país; con énfasis en su aporte a la economía y las dificultades a las que se ha visto enfrentado el sector durante las últimas crisis.

En las primeras entregas del ODMC pudimos conocer cómo las ticketeras y productoras de eventos de música aportan a nuestra economía y cómo se vieron golpeados por los escenarios sociales y sanitarios de los últimos meses. Ahora, en este nuevo informe realizado con la colaboración de MUSTACH -gremio de empresas de tecnología para la industria de la música-  se presentan los resultados y conclusiones del capítulo 3 de este estudio anual, que profundiza en la inquebrantable relación que ha vivido la música y la tecnología durante los últimos años.

«La tecnología cambia constantemente influenciando la sociedad en todos los ámbitos de la vida. La música no escapa a este fenómeno», introduce el informe que contextualiza esta relación, que va desde los soportes para el registro de la música, la digitalización de  procesos, el predominio actual de las plataformas de streaming, hasta la evolución de los instrumentos digitales. Por estos días, en medio de la pandemia de COVID-19, son estos cambios tecnológicos los que presentan más aceleración, dejando datos claves para todos los agentes de la industria.

Los conciertos en línea ya son habituales y la presencia creativa de Chile en las plataformas no deja de aumentar. En un contexto donde el consumo de internet aumentó entre un 50% y un 70% a nivel mundial -tanto para trabajo como para recreación- el consumo de streaming incrementó en un 12%.

¿Pero cómo se traducen estas cifras en el funcionamiento de las industrias creativas? En este estudio vemos el trabajo del sector MusicTech, empresas dedicadas a proveer soluciones tecnológicas a la industria musical; desde los softwares de streaming que conocemos, como Spotify o Apple Music, hasta los instrumentos musicales.

Nuestro país presenta un buen nivel para el desarrollo de bienes y servicios ligados al sector MusicTech. En 2017 se formalizó la asociación gremial Mustach, Music Tech Association Chile, que reúne a estas empresas con el fin de lograr un ecosistema colaborativo capaz de desarrollar y proveer productos y servicios innovadores para la industria musical. Una asociación que funciona como eslabón conector entre el emprendimiento tecnológico y la industria musical, dos prometedores sectores de la economía chilena.

«Hoy en día en Chile tenemos probablemente la industria musical más organizada de Latinoamérica, con un nivel de asociatividad público-privada extraordinaria. También tenemos un ecosistema de emprendimiento tecnológico muy atractivo, fuertemente impulsado por CORFO. Por un lado tenemos facilidades para financiar nuevas innovaciones, y por el otro un sector organizado donde implementarlas. ¿Qué nos falta entonces para consolidar un ecosistema music tech y exportar nuestros desarrollos? Esta es una de las preguntas que impulsaron este estudio, que es un gran paso para obtener nuevas respuestas”, señala Félix Barros Ribalta, Presidente MUSTACH.

DATOS DE ENCUESTA MUSICTECH LATAM 2021

El capítulo «Música y Tecnología» nos ayuda a comprender el panorama de oportunidades de innovación en los negocios, identificación de desarrollo y riesgo. Con participación de países como Argentina, Brasil, Colombia, España, México, Panamá, Perú y Chile, la muestra desglosa la creación y funcionamiento de una serie de emprendimientos y empresas digitales ligadas al sector creativo. Además entrega el detalle nacional de las actividades que realizan estas empresas, y qué modelo de negocios y monetización ocupan. También profundiza en las herramientas que desarrollan, la brecha de género que presentan y el tipo de trabajadores y contrato que existen hoy.

Por ejemplo, de los y las trabajadoras del sector, un 48% corresponde a trabajadores informales, fundadores sin contrato o trabajadores externos, dejando sólo un 12% a aquellos con un contrato fijo o indefinido. De los 70 fundadores de estas empresas, un 76% son hombres, el 23% son mujeres y 1% se identifican en las disidencias.

¿Y cómo han vivido los últimos meses de crisis estas 70 empresas? Un 50% de los emprendimientos encuestados no generaron ingresos durante el 2019 y el 28% logró ingresos por menos de 200 UF. La inversión de la muestra se traduce en un 84% invirtiendo menos de 50 millones de pesos chilenos, y de esa cifra, 80% de la inversión es del patrimonio personal de cada empresa, dando luces de desconocimiento y/o falta de financiamiento público o privado.

De toda la muestra encuestada, un 37,8% ha exportado alguna vez, destacando Colombia, México, Argentina, España y Estados Unidos como los principales países donde se exporta.

Chile es considerado el principal objetivo de exportación por el resto de la región. Al hacer el ejercicio sin las empresas locales, queda demostrado que somos el país con más atractivo para exportar dentro de Latinoamérica, sin embargo, no lideramos la lista de países que más exportación reciben. El por qué de este y otros fenómenos es lo que presenta el capítulo de “Música y Tecnología”. Al parecer Chile es muy atractivo para invertir por la alta adopción de tecnología, pero tiene un mercado muy de nicho. Es por eso que el informe dice que Chile debería  acoger esta demanda del mercado latinoamericano y posicionarse como un país para probar tecnología de la música.

México, España, Argentina y Colombia, se visualizan como los principales objetivos de exportación de las empresas chilenas. Sin embargo, la falta de profesionales especializados y la falta de financiamiento para el capital de trabajo, resaltan como principales obstáculos para exportar. Un dato que deja en jaque a los agentes activos de la industria, puesto que un 38% considera que la crisis sanitaria ligada al COVID-19 representa una oportunidad para sus negocios, mientras que sólo un 8% percibe el histórico momento como una amenaza.

Las brechas en el sector Music Tech a nivel mundial, son grandes, sin embargo este sector demuestra su capacidad de influir en políticas públicas y privadas, generando asociatividad e innovación no sólo para la creatividad, si no que para la economía total.

En términos de cifras de inversión, está el ejemplo de las empresas del sector MusicTech de Suecia, que atrajeron inversiones (abiertas declaradas) por 555 millones de dólares durante el 2015, lo que representó el 62,2% del total de inversiones en tecnología del país (que ascendió a 892 millones de dólares).

“La tecnología y la música son un ámbito atractivo para el desarrollo de Chile y Latinoamérica. Casos exitosos como los de Bélgica y Suecia son un ejemplo de cómo el sector público y privado ven en este nicho una oportunidad de diversificar sus economías. Las cifras nos demuestran cómo el sector del MusicTech tiene potencial en nuestra región pero necesita de mejor inversión de riesgo, capacitación laboral y modelos de negocios que apunten a lo global», señala Cristobal Dañobeitía, Director del Observatorio Digital de la Música Chilena.

Desafíos como la formación de una red de contactos gremiales, un encadenamiento productivo entre emprendimientos para favorecer la innovación, la especialización y la generación de flujo de capital entre empresas como una forma de crear ecosistema a nivel financiero, se avistan como potenciales soluciones gracias a esta encuesta. Un informe vital para la integración de decisiones que apoyen el desarrollo de oportunidades para el ecosistema de la música y tecnología, a nivel local y regional.

El Observatorio Digital de la Música Chilena (ODMC) nace el año 2018 como uno de los proyectos priorizados dentro de la Hoja de Ruta del Programa Estratégico Nacional de Economía Creativa, ChileCreativo. Es financiado hasta el 2021 por el Fondo de Bienes Públicos de InnovaChile (CORFO).

La iniciativa surge a partir del esfuerzo conjunto de distintas entidades pertenecientes al sector público y privado como: Mustach (gremio de empresas de tecnología en la música) Sociedad Chilena del Derecho de Autor (SCD), IMICHILE (gremio de la industria musical independiente), Fondo de la Música del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio del Estado de Chile, Chilemusica (marca sectorial de exportación) y Prochile.

Descarga el tercer capítulo del estudio AQUÍ.

Revisa y descarga los capítulos anteriores AQUÍ.

Más noticias

¿Quieres compartir una noticia?

Inicia sesión

Súmate al ecosistema creativo de Chile

Registration disabled