Caminando hacia una red nacional audiovisual

Cómo fomentar el desarrollo, producción y distribución, y servicios tanto local como internacionalmente, fue parte de lo que propuso el proceso denominado “Hacia una Red Nacional Audiovisual”, iniciado por El Presidente de la Asociación de Productores de Cine y Televisión APCT, Sebastian Freund, y la oficina de Abogados Ubilla&Co, a través de su abogado Iván Couso, quienes se reunieron el pasado 17 de enero para discutir sobre estos temas y comenzar un trabajo de “Innovación Participativa”, a través del cual se espera presentar una propuesta para un nuevo sistema y ley de fomento audiovisual.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El mundo audiovisual en Chile se encuentra en un momento peak. Luego de ganar recientemente un segundo Oscar y un tercer Emmy, hemos conseguido como industria la mirada del mundo y el reconocimiento internacional a nuestra producción, demostrando que el sector se encuentra en su punto más álgido en al historia del cine y el audiovisual.

Cómo fomentar el desarrollo, producción y distribución, y servicios tanto local como internacionalmente, fue parte de lo que propuso el proceso denominado “Hacia una Red Nacional Audiovisual”, iniciado por El Presidente de la Asociación de Productores de Cine y Televisión APCT*, Sebastian Freund, y la oficina de Abogados Ubilla&Co, a través de su abogado Iván Couso, quienes se reunieron el pasado 17 de enero para discutir sobre estos temas y comenzar un trabajo de “Innovación Participativa”, a través del cual se espera presentar una propuesta para un nuevo sistema y ley de fomento audiovisual.

El objetivo de este trabajo, es no quedarse atrás en cuanto a políticas públicas y privadas, como ha estado sucediendo en los últimos 10 años.

“Innovación Participativa”

Lo novedoso de la metodología “Innovación Participativa”, es que todas las actividades incluyen a personas que no necesariamente son del mundo audiovisual, e invita a participar activamente a expertos de otras áreas, para a través de sus conocimientos y experiencias, ampliar las visiones para pensar y debatir los problemas y los posibles caminos a seguir para cubrir las necesidades que demanda hoy el sector.

La innovación consiste en evitar que el análisis sea por factores, y se logre así una propuesta que mire el fenómeno audiovisual dentro de un sistema mayor, lo que permita potenciar las posibilidades que tiene este sector para proyectarlo a 10, 15 o 20 o más años.

Primera jornada de trabajo

El proceso se inició la semana pasada con un «Taller de Visión de Desarrollo», el cual estuvo a cargo de Iván Couso, Jaime López y Sebastian Freund, los dos primeros con experiencia en esta metodología y contó con el apoyo de Corfo, Chilecreativo y Cinemachile.

En la primera jornada, se trabajó en el primero de los “Mapas de Ejes y Acción”, el que servirá de base para la segunda jornada en la cual se definirán los ejes de trabajo para el resto del año, con una participación muchísimo más amplia. Posteriormente, se crearán comisiones en torno a los temas y ejes propuestos.

Por qué apostar por la industria del cine

Como horizonte de sentido, la idea es hacer de Chile un país más flexible, facilitador y cooperador con las producciones extranjeras, darle continuidad y crecimiento a la imagen país positiva que ha estado entregando constantemente el cine a Chile, junto con el desarrollo de nuestras historias únicas que puedan ser distribuidas y exhibidas en el mundo.

Buenos ejemplos son lo que ha logrado Colombia y Nueva Zelanda con sus proyectos de incentivo a la inversión extranjera; o las teleseries tucas que han instalado su modo de narrar historias y sus talentos en las pantallas de todo el mundo; también la reinversión en producción local que realizan los estudios internacionales en Brasil mediante parte del impuesto withholding tax; o que parte de la entrada al cine se vaya a el fondo audiovisual para fomentar su desarrollo y proyección, como ocurre en Argentina y Colombia.

El mundo audiovisual es parte importante de las industrias creativas, también llamada economía naranja, por lo tanto, uno de los polos económicos más interesantes para el futuro de los países desarrollados, que hoy tiene un potencial de crecimiento exponencial con la apertura de las plataformas digitales para el consumo del contenido.

(*) La Asociación de Productores de Cine y Televisión, es una de las asociaciones gremiales creativas más antiguas, fundada en 1979, próxima a cumplir 40 años de vida. Está compuesta por empresas audiovisuales chilenas, tanto pequeñas, medianas y grandes, incluidas las ganadoras de los dos premios Oscar, Fábula y Punk Robot. Las más de 40 empresas ofrecen contratos de trabajo a más de 5.000 personas al año, producen los contenidos más recordados y valorados en la televisión abierta y obtienen los más altos premios internacionales en certámenes de relevancia, contribuyendo en forma decisiva a la imagen país.

Más noticias

¿Quieres compartir una noticia?

Inicia sesión

Súmate al ecosistema creativo de Chile

Registration disabled